Cúrcuma, una antigua fuente de salud

Desde la antigüedad, su principal uso ha estado encaminado a combatir el malestar y cualquier tipo de problema gastrointestinal, desde diarreas, cólicos, inflamación… Pero no solamente su uso se ha centrado en el aparato digestivo, sino que es una buena aliada de los ataques de artritis, ya que nos ayuda a mitigar los efectos de esta dolencia debido a los efectos diuréticos y drenantes del organismo que posee. Y encima es un energizante natural.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Es uno de los principales medicamentos utilizados en la antigua medicina Ayurveda de la India, y en la medicina china, como un poderoso agente antiinflamatorio para el tratamiento de una amplia variedad de condiciones, incluyendo flatulencia, ictericia, dificultades menstruales, orina sanguinolenta, hemorragias, dolor de muelas, hematomas, dolor en el pecho, y cólicos. De hecho, la cúrcuma es de origen asiático.

Proviene de la raiz de la planta, como el jengibre, tiene un sabor picante, caliente y amargo, y una fragancia suave que recuerda un poco a la naranja naranja. Si bien es más conocido como uno de los ingredientes usados ​​para hacer curry, también da mostaza ese color amarillo brillante.

Cada 4,4 gramos contiene manganeso al 17 %, hierro al 10,1 %, vitamina B al 64 %, potasio al 3,1 %, y fibra al 3,7 %, según el sitio web WHFoods.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Existen numerosos estudios epidemiológicos que "han relacionado el uso frecuente de la cúrcuma con tasas más bajas de cáncer de mama, próstata, pulmón y colon; experimentos de laboratorio han demostrado que la curcumina puede prevenir la formación de tumores, y la investigación realizada en la Universidad de Texas, sugiere que incluso cuando el cáncer ya está presente, la curcumina puede ayudar a frenar la propagación de las células del cáncer de mama a los pulmones en ratones".

Al utilizarla fresca hay que tener cuidado, porque su intensa tinta amarilla puede producir manchas permantes en la ropa. Es recomendable usar guantes de látex para no mancharse las manos.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Se puede agregar, obviamente, a los currys, pero también a la mayonesa, a las sopas, guisos y arroces, o espolvorear sobre frijoles y verduras cocidas. Por ejemplo, una preparación de coliflor cortada por la mitad (precocido), salteado con una cucharada generosa de cúrcuma durante 5 minutos, es delicioso. Retirar del fuego y mezclar con aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.

Lo ideal sería consumir 5 gramos al día (media cucharadita de café).

En Twitter @aleherren

Quizás te interese:
Alimentos que desintoxican
¡Qué curioso el hamamelis!
¿La marihuana podrá curar el cancer?

Cargando...

 

YAHOO MUJER EN FACEBOOK